Cuando Una Aseguradora Puede Negarse A Pagar

Una de las principales razones por las que las personas contratan un seguro es para tener la tranquilidad de que, en caso de un siniestro, estarán protegidos económicamente. Sin embargo, existen situaciones en las que una aseguradora puede negarse a pagar la indemnización correspondiente. En este artículo te explicaremos cuáles son esas situaciones y qué puedes hacer en caso de que te encuentres en una de ellas.

Cuando no se cumple con las condiciones del contrato

El contrato de seguro es un acuerdo entre la aseguradora y el asegurado en el que se establecen las condiciones en las que se llevará a cabo la protección. Si el asegurado no cumple con alguna de estas condiciones, la aseguradora puede negarse a pagar la indemnización. Por ejemplo, si se contrata un seguro de hogar y se establece que se debe tener una alarma instalada, si en el momento del siniestro no se cuenta con ella, la aseguradora puede negarse a pagar.

Cuando se oculta información relevante

Cuando se oculta información relevante

Al momento de contratar un seguro, es importante que se brinde toda la información relevante al asegurador. Si se oculta algún dato importante, como por ejemplo, que el coche asegurado se utiliza para trabajar como taxi, la aseguradora puede negarse a pagar en caso de un siniestro.

Cuando se realiza una conducta dolosa

Si el asegurado realiza una conducta dolosa, es decir, si actúa de manera intencional para provocar el siniestro, la aseguradora no está obligada a pagar la indemnización. Por ejemplo, si alguien prende fuego a su casa para cobrar el seguro, la aseguradora no tendrá la obligación de pagar.

Cuando se realiza una actividad no cubierta por el seguro

Cuando se realiza una actividad no cubierta por el seguro

Es importante leer con detenimiento las condiciones de la póliza de seguro para saber qué actividades están cubiertas y cuáles no. Si se realiza una actividad no cubierta por el seguro, como por ejemplo, si se contrata un seguro de coche particular y se utiliza el coche para dar clases de manejo, la aseguradora puede negarse a pagar.

Qué hacer en caso de que la aseguradora se niegue a pagar

En caso de que la aseguradora se niegue a pagar la indemnización correspondiente, lo primero que se debe hacer es revisar detenidamente las condiciones del contrato para ver si se cumplen con todas las condiciones establecidas. Si se cumple con todo lo establecido y la aseguradora sigue negándose a pagar, se puede acudir a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para presentar una queja.

Conclusiones

Conclusiones

Contratar un seguro es una excelente forma de protegerse económicamente en caso de un siniestro. Sin embargo, es importante cumplir con todas las condiciones establecidas en el contrato y brindar toda la información relevante al asegurador. En caso de que la aseguradora se niegue a pagar la indemnización, se debe revisar el contrato detenidamente y, en caso de cumplir con todo lo establecido, se puede acudir a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

Sé el primero en responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *